Ecos del Pasado

Por Alejandro Valenzuela


“En cuanto a lo verbal, se ha dicho ya, y todo el mundo lo sabe, que el presidente habla de continuo, sobre todos los temas y ante cualquier género de auditorio” y ha declarado “desde el comienzo que viajaría con frecuencia por todo el país”.

Sin embargo, “el presidente no está construido física y mentalmente para el diálogo, sino para el monólogo, no para conversar, sino para predicar… Está convencido que, quizá como ningún otro presidente, se desvive literalmente por hacer el bien a México y a los mexicanos. De allí salta a creer que quien critica sus procedimientos, en realidad duda o niega la bondad y la limpieza de sus intenciones”.

Tomado de Daniel Cosío Villegas (1974), El estilo personal de gobernar

Compártelo: