El Regreso del Vícam Switch


El mundo de papel no está desapareciendo, pero está sufriendo una fuerte competencia por parte de la edición digital. La mayoría de los lectores de periódicos, revistas y libros los leen electrónicamente. Todo se está digitalizando, hasta las actas de nacimiento y de defunción. Los principales periódicos en el mundo están transitando del papel a los bits.

Algunos lo hacen porque se están adaptando al estado del mundo. Otros, como el Vícam Switch, por pura necesidad. Así como los pobres dejan, por pura necesidad, sus dietas, sus ejercicios, sus tratamientos, sus estudios y, en general sus proyectos, nosotros dejamos el papel porque era materialmente imposible seguirlo financiando. Teníamos una benemérita asociación llamada Los Cien del Vícam Switch, pero ya los estábamos sobreexplotando, exprimiendo y abusando de su generosidad. Como ustedes saben, queridos lectores, nosotros siempre nos mantuvimos fieles a la ausencia de anuncios y eso nos impedía allegarnos recursos a los que otros medios son adictos.

El propósito del Vícam Switch siempre fue contribuir al desarrollo integral de las comunidades yaquis y al mejoramiento de Vícam, pueblo que ahora se está pudriendo en el abandono debido al desinterés de propios y extraños, de autoridades locales, estatales y federales, sobre lo que pasa en esta pequeña comunidad del noroeste de México.

¿Cómo podemos nosotros contribuir a mejorar la situación? La verdad, poco es lo que podemos hacer. La única forma, que ya hemos ensayado, es proporcionando a través del Vícam Switch, una plataforma para la comunicación, la denuncia, la promoción de los valores locales y la difusión der la cultura.

Después de la suspensión de la edición impresa, seguimos haciendo nuestro esfuerzo a través de nuestra página de Facebook, donde tenemos casi 20 mil contactos. Ahora, en una nueva etapa, queremos publicar una edición electrónica igualita al periódico, que concentre en una edición mensual lo relevante de la comunidad.

Sabemos que muchas personas no tienen medios de acceso a las ediciones impresas, pero como querer es poder, quien quiera puede ir a un cibercafé a que le impriman un ejemplar en papel. Si es a color, mejor.

Esa es la única solución que se nos ocurre en medio de este desolador panorama.

Para ver la edición digital, entre a http://vicamswitch.mx/edicion-impresa/