La crisis humanitaria que se avecina


La crisis humanitaria que se avecina

Miles de centroamericanos están agolpándose en la frontera sur de México. El presidente electo dice que se les respetarán sus derechos humanos (lo cual es magnífico) y que se les dará empleo (lo que genera un enigma porque en México una tercera parte de la mano de obra disponible tienen empleos precarios o no tiene ninguno), mientras que la Policía Federal les lanza gases lacrimógenos, reparte golpes y cierra las puertas del país. Por su fuera poco el orate presidente gringo amenaza con cerrar su frontera sur con el ejército… Están presentes todos los elementos para crear un coctel muy explosivo que se traducirá en una crisis humanitaria sin precedentes.