EL IMSS y la carabina de Ambrosio


EL IMSS y la carabina de Ambrosio

OTRA DEL IMSS Y DE SALUBRIDAD DE VICAM. Este niñito, de escasos tres años, se llama Francisco… Resulta que un día su Mamá lo llevó a la plaza para que se divirtiera en los pocos juegos infantiles que han dejado los vándalos… pero con tan mala suerte que el niño sufrió un accidente al caer de uno de esos juegos… Su madre, desesperada, lo llevó en brazos a la clínica del IMSS. Ahí lo recibieron con la misma angustiosa frase de siempre: NO HAY MÉDICO. Salió apresurada y se fue a SALUBRIDAD. ¿Y qué cree? Estaba cerrado. Entonces la desesperada madre tuvo que recurrir a un médico particular, que lo atendió de inmediato, pero que terminó en otra angustia: conseguir los mil 200 pesos para pagarle al doctor. Ella es derechohabiente del IMSS… pero como dice el dicho el IMSS es como la Carabina de Ambrosio…