¿Y la tribu yaqui?


Por Marcial Guerrero Tosalcawi

Niño de Potám. Foto: Armando Sánchez

Pues aquí estoy de regreso gracias a la invitación que me hicieron los meros meros del Vícam Switch. Me gustaba más la edición impresa, pero me dicen estos compas que en las redes sociales tienen 17 mil seguidores, que no los tiene ni Obama. Me dijeron también que nos leen en México, los Estados Unidos y en muchos países de América Latina, Europa y hasta en el oriente hay quien nos lee. Atenido a eso, quiero hacer unas cuantas preguntas sobre lo que aquí nos interesa, que es el desarrollo de las comunidades yaquis, el fortalecimiento de la tribu y los cómos para superar la situación que ahora existe. ¿Qué ganamos con el nuevo gobierno federal?; ¿cuáles son las propuestas para apoyar a los yaquis?; ¿qué haremos nosotros para solucionar los problemas? Porque aquí hay pobreza, desigualdad, drogadicción, violencia, abandono y desesperación.

A estas alturas ya no se sabe quiénes son los liderazgos yaquis, pero debe de haberlos. Pues esos liderazgos deberían plantearle al gobierno que empezará en diciembre, tres puntos muy puntuales. Primero, la recuperación del territorio de acuerdo con el decreto cardenista; segundo, la dotación del agua que le corresponde a la tribu (actualmente llegan alrededor de 150 millones de metros cúbicos al año de los más de 400 millones que deben llegar), y tercero, un plan de desarrollo integral que incluya la recuperación de las tierras ahora rentadas, una redistribución de los beneficios y los trabajos al interior de la tribu, créditos para las más diversas actividades, facilidad para el establecimiento de empresas en las concentraciones poblacionales más grandes y, en general, un plan de desarrollo integral.

Es lo mismo que he dicho siempre, pero ahora suena distinto con esas elecciones calificadas de históricas que llevarán al poder a un gobierno muy distinto de los anteriores. ¿O qué no?

 

English Version

We will translate the substantial part of this article by Marcial Guerrero Tosalcawi in attention to our English speaking readers …

 And the Yaqui tribe?

I want to ask a few questions about what interests us here, which is the development of the Yaqui communities, the strengthening of the tribe and how to overcome the situation that now exists. What do we gain with the coming new federal government? What are the proposals to support the Yaquis? What will we do to solve the problems? Because here there is poverty, inequality, drug addiction, violence, abandonment and despair.

At this point it is not easy to know who Yaqui leaders are, but there should be any. Well, that leadership should ask the new government that starts in December about three very specific points. First, the recovery of the territory in accordance with the Cardenista decree; second, the endowment of the water that corresponds to the tribe (currently, around 150 million cubic meters of water arrive a year out of the more than 400 million that they must arrive), and third, a plan of integral development that includes the recovery of the lands now rented, a redistribution of benefits and jobs within the tribe, credits for the most diverse activities, facility for the establishment of companies in the largest towns and, in general, a comprehensive development plan.

It is the same as I have always said, but now it sounds different with those elections classified as historical that will bring to power a government very different from the previous ones. isn’t it?