Prof. Teodoro Buitimea Flores


Este artículo es el que envió el profesor Buitimea para ser publicado en el número 76 del Vícam Switch, que ya no pudo aparecer (se puede leer entero entrando a “edición impresa”, en la parte de arriba de este sitio de internet).

Desde siempre, la humanidad ha tenido la necesidad imperante de comunicarse entre sí y lo ha hecho de formas diversas; un ejemplo palpable de estas necesidades que tenemos son los signos jeroglíficos y las pinturas rupestres localizadas en diferentes partes del mundo, y que datan de mucho tiempo atrás.

Desde finales del siglo XX, estudios hechos a los pueblos indígenas sobre el uso de sus lenguas maternas en el contexto familiar y comunal avizoraron el riesgo inminente que corrían las lengua maternas como consecuencia de la integración de estos pueblos originales a las políticas globalizantes que imperan y siguen presentes desde ese tiempo a la fecha.

Aunado a esta problemática y con el falso ideal de integrarse y estar a la par de una supuesta modernidad, se ha dejado sentir en forma marcada en este nuevo milenio la falta del uso y el manejo de la lengua indígena en la formación de los hijos por parte de las nuevas generaciones, trayendo como resultado un proceso acelerado de un etnocidio amenazador y predecible.

Se ha considerado que las lenguas minoritarias, como lo vienen siendo las lenguas indígenas, son sinónimos de atraso en un país capitalista. Se requiere de una orientación diferente, como lo dice Colin Beker en “la política del bilingüismo”, capítulo 2, (antología temática “Educación Intercultural Bilingüe” 2002: la lengua como derecho): “Una orientación diferente a la “lengua como problema” es expresar la lengua como un derecho humano básico.”

La tribu yaqui y su lengua materna no está exenta de experimentar este fenómeno de deterioro de carácter socio lingüístico. Sucede que las nuevas generaciones de yaquis, mujeres y varones preocupantemente no están muy convencidos del valor de su lengua materna, y la han desvalorizado a tal grado que lo hacen sentir al momento de utilizar el español en la comunicación cotidiana hablante del yaqui, aun siendo ellos hablantes de la lengua cahita.

Esto se observa principalmente en las nuevas generaciones de yaquis, pero este fenómeno lingüístico no queda ahí, se puede observar que ya está permeando a los mayores a los incluso a los llamados ancianos de la tribu que ven con naturalidad este proceso de aculturamiento. Afortunadamente no es la generalidad, pero si es una fracción importante que requiere ser atendida en la inmediatez y en el contexto familiar.

Ya no es únicamente los pueblos grandes donde se considera que se ha perdido un porcentaje considerable del uso de la lengua yaqui (no la hablan y no la quieren hablar), ya está presente en todos los pueblos en menor o regular escala.

En la comunidad de la Loma de Guamúchil han fallecido últimamente personas importantes y defensores de la lengua yaqui, seguramente que al igual que en los demás pueblos; pero no solamente estas grandes personas fallecen físicamente, si no que con ellos también se muere la lengua cahita y las nuevas generaciones de padres indígenas se resisten en educara a sus hijos en su lengua original. ¡Es urgente rescatar la lengua yaqui y volver a encontrar nuestras raíces!

Ju’u jiak Noki ka tua nokwa jiakim nasuku

Jakwo natekai, juma inika itom bwiata itom nas kuakteepo yeu machiak natekai, wame yomem inim bwan bwiapo chea bat natekai inim kom junaktewakame ket jiba jumak bem aawelapo nau luturiata nau e’etejopean, ka ian itom Noki bénasi jumaku’u, bempo ket a koba namyasakan junuen beja ian tajti ji’ojteim ka itom amet junea’u bwe kawimpo junaktelamme, inime ji’ojteim ian tasti amet omo temaemme jume achaim into maalam inile bena tekilta bo’ojooriame arqueólogom ti teakame. Junun natekai wa’a Noki simekut inim bwan bwiapo yeu machiak, wa yoi Noki, wa’a rinwo Noki, into ket inian yeu machiak wa’a itom jiak Noki.

Ka jubwa naatekai jume tekilimim inbestigacionimpo ta’ewame inian itowa a lutu’uria jooan: jan ju’u yoi Noki inimi’i itom jiak bwiarapo woj naiki pueblom jokaapo, si te jiba bénasi te ito uju’uteko ka jiak nokta itom jo’arapo into itom nas kuaktepo uju’uteko, into itom yoemiam chea yoi nokita uju’uteko jiak Noki ta bepa, tua junakiachitune bwe’ituk bichau bicha jiak nokitat ju’u yoi Noki lau lauti utteata a uurane, junak into te kia wijala tawaane, itote taarune katte juneene, kia te yoimtune jumaku’u, ka jiak nokne tate ala jiak pujbane wate labwen bénasi; jaisa bwan maachi ian lautipo, jaibusu te a bicha, we’ítuk chea chukula jume yoi politikam a teuwa bénasi wepulsite nau roppo jo’ane, into te wepulsi te nau nokita jipune, inian a e’etejosuk jume chea inia betana a juneyyame, tua keesam yewa machiao inime politka globalizante po ta’ewame. Colin Beker inian a teuwa a ji’ojtewaipo: ju’u jiak Noki problemapo tammachiawa, bwe’ítuk ka siimem bénasi yoi nokta uju’u into junu’u into ka witwitti amemak a am tekipanoatua; ta beja junu’u bem jiak Noki ket ameu lutu’uria ooben a noknepo ámani, bwe’ítuk junuen a teuwa jume derecho linguistikom.

Wa’a jiak Noki ketun uju’uwa ito nasuku bwe’ituk jume yo’owem usyoli a uju’ume itom jo’arapo, itom nas kuaktepo, junu’u into tua yoorisi maachi, bwe’ituk junuen au yootusimne, into te chea a ta’asimne; ta jaisa a teuwa jume chea batnataka inimi’i jiakim násuk inbestigasionta yaakame, yoi Noki unna uju’uwa jiakim nasuku, junu’u into ka juenasi jiubae oobe, ta te waka itom jiak nokita te chea uju’une, chea bachia itom jo’arapo, itom masta karimpo, into iton nas kuakteepo, bwe’ituk junuensu jume ili uusim a beje ta’ane into ama naabusti ket au suatusimne. Ta jaisa yeu sikapo amanai jume uusim jubwa yoyotume ian kattrian omo taarulam ta bénasi omo uju’ume, bwe’ituk bem ili yoemiam ka nappat jiak nokimak a uju’u jain bem usyolisi a noka násuk juni’i, junuen beja ju’u ili uusi yoi nokimak yooturiawa, junu’u into ka tu’i bwe’ituk yoko matchuko ju’u ili usi itot a chaisune.

Woj naiki puepplompo wa’a yoyo’ora luutisime, wate kokoa watwatte, wate into yo’orata yumalatakai, ta beja inika bem bwan bwia tosasaka, bweta ket ka kia bem taká lulute, bwe’ituk amaemak ket luutisimme ju’u jiak Noki, jume jian kattriam intoko bem yoemiam jiokot joaa bwe’ituk ka nappat bem yoemiam jiak nokimak am uju’u . tu’iean si ian bichau bicha te itom jiak Noki beje ta’akai te itom uusim te aemak yo’oturiaean.