Escuela Sebastián González


Alejandra

Por Alejandra Molina Salomón

Le doy la más calurosa bienvenida al Vícam Switch a la nueva columnista, Alejandra Molina Salomón, quien nos ha pedido un espacio para publicar una columna mensual. Lo sorprendente del caso es que, primero, Alejandra nos pidió por iniciativa propia el espacio y, lo que es más sorprendente, es que ella tiene unos ocho o nueve años de edad y va a tercer años de la escuela primaria. Verá usted en esta primera columna la desenvoltura y el manejo del lenguaje de esta nobel (en su doble asepción) periodista. Nos jactamos, esa es la palabra, de tener a la periodista más joven de México y, quizá, del mundo. Bienvenida, Alejandra, y esperemos que acumules muchos lectores. Gracias por tu participación. Atentamente: Alejandro Valenzuela, director.

La escuela Sebastián González es una muy buena escuela por ser de tiempo completo. Desde las primeras horas del día se recibe a los alumnos con desayunos escolares muy ricos, hechos higiénicamente por Consuelito y Panchita. Más tarde, a las doce y media, salen todos los alumnos al comedor para recibir la comida. Después, cada maestro de los nuevos se encarga de su grupo.

Yo estoy muy contenta con la nuevas clases porque así aprendo más al igual que mis compañeros indígenas. Todos aquí practicamos karate, guitarra, baile folclórico, matemáticas divertidas, computación, futbol y también nos enseñan a sembrar y a cosechar nopales con el maestro del huerto. El lunes, en los honores a la bandera, el director Ariel nos dijo que llegarán dos maestro más, el de inglés y el de lengua yaqui. También llegó la maestra de bordado.

Mucha gente piensa que todo esto es mucha carga para un niño o niña, pero ¿no creen que es mejor estar en todos estos talleres que andar en las maquinitas o en el la calle perdiendo el tiempo y viendo a tanta gente que anda con vicios, o quedarse en su casa viendo televisión donde se ve tanta violencia y tantas cosa que un niño no debe estar viendo.

Yo soy Alajandra Molina Salomón y escribo esto para vea toda esa gente que me dijo que yo no iba a durara ni un mes en esta escuela a la que voy. Ya tenemos cinco meses con 278 alumnos y todos nos quedamos a los talleres y lo digo con la verdad, yo y mis compañeros indios (como les dijo una maestra que llegó de pasada) estamos muy bien y muy contentos. Esperamos mas apoyo de la SEP para que siga funcionando.

Saludos a mis amiguitas Raquel y Yolanda, que se pongan a escribir también para el Vícam Switch pa que la gente sepa lo que pasa en mi escuela. No me despido, les digo hasta pronto. Adiós.