Mueren dos grandes: Hitchens y Havel


HavelHitchens

Este diciembre, tan lleno de fiestas, el mundo perdió a dos personajes cuyo espacio quedará como un hueco en la vida social. Ninguno necesita presentación, pero lo haremos. Christophen Hitchens murió el jueves 15 y Vaclav Havel el domingo 18.

Hitchens fue un escritor polémico de primer orden, un individuo que usó el lenguaje para polemizar los temas cruciales de la sociedad. El título de sus textos no deja duda de ello: Cartas a un joven disidente, del 2003; Dios no es bueno, del 2008 y Dios no existe, del 2009. Estudió Filosofía, Ciencias Políticas y Economía en el Balliol College de Oxford. Escribió durante 20 años en The Nation, un influyente semanario de los Estados Unidos y se opuso a las políticas de los gobiernos de Ronald Reagan y Buchpadre, así como a la primera guerra del Golfo. En el 2003 renunció a The Nation por diferencias de opinión con la dirección de la revista.

Cuando en 2003 publicó su libro  El Juicio a Kissinger, el diario británico The Guardian  escribió: «En su nuevo y explosivo libro, Christopher Hitchens explica por qué el ex secretario de Estado Henry Kissinger  —venerado como un jefe de estado, invitado y admirado por los grandes de este mundo— debe ser procesado por crímenes contra la humanidad».

Christopher Hitchens fue militante anti-apartheid, se opuso a la guerra de Vietnam, se mostró contrario al aborto pero favorable a la píldora anticonceptiva, la legalización de las drogas y la eutanasia. En sus libros y conferencias de los últimos años se centró en el tema de la inexistencia de Dios, pero también escribía sobre arte, política, literatura con impecable destreza.

Vaclav Havel fue presidente de la República Checa y un dramaturgo y poeta. Sus obras más conocidas son La Fiesta (1963) y El Memorandum (1965). En 1993 fue elegido presidente de la república Checa. En aquellos años esta república formaba un solo país con Slovaquia, pero este país decidió separarse de su vecina. En lugar de emprender una guerra para retener el secesionista (lo que era muy común en los Balcanes en aquella época), Havel les preguntó que si dónde le firmaba para que se fueran, y se fueron sin derramar una gota de sangre. Fue la separación nacionalista más tersa de la historia. También se le conoce como el líder de la Revolución de Terciopelo porque pacífica fue la transición entre el comunismo soviético que allí existía a la democracia de que ahora goza esa república donde nació, entre otros grandes, Franz Kafka.

Groening 1

El Maestro Edmundo Armenta Caballero relata una historia que leyó en la revista New Yorker: dice que en una ocasión andaba en Praga Frank Zapa, el gran músico norteamericano, y que se encontró con Matt Groening, el creador de Los Simpson. Groening andaba allá invitado a la ceremonia de toma de posesión de Vaclav Havel a su segundo mandado. Zappa le preguntó que si no podía invitarlo, y Grening, sin más trámite, lo invitó.

Groening 2

Pasada la ceremonia, Havel evadió a sus seguidores y se fue a celebrar con aquellas personalidades, con las que se pasó la noche en un bar de Praga cantando viejas canciones de Rock.

Zappa

En estos días navideños, de francachelas y placeres, absténgase de leer tan densas lecturas, pero las no deje fuera de sus  propósitos de año nuevo. Lo más que puede hacer en estos días es oír la música de Frank Zappa…