El Bicentenario de la Independencia: ¡Viva México!


Bandera

Celebremos el Bicentenario de la Independencia. El país es como nuestra casa; es nuestro hogar. Tiene problemas, hay violencia, hay pobreza, pero no por eso deja de ser nuestra casa, y como tal merece que la honremos como se honran las casas sin importar que sean pobres o ricas.

Si nos ensimismamos en una visión pesimista, estaremos trasmitiendo a nuestros hijos y a nuestros nietos una actitud derrotista y eso no se vale porque ellos, los niños y los jóvenes, tienen derecho a que les trasmitamos un espíritu de lucha como único medio para salir adelante.

México es un  país grandioso a pesar de sus problemas y vale la pena luchar por él. En la medida en que todos y cada uno de nosotros luche por nuestro propio progreso, estaremos luchando por el progreso del país. En la medida que hagamos lo que tenemos que hacer con responsabilidad y eficiencia, en la medida en que respetemos a los demás, estaremos engrandeciendo a México.

Es oportuno en este Bicentenario de la Independencia recordar lo que dijo José María Morelos y Pavón en los Sentimientos de la Nación:

“Que se solemnice el día 16 de septiembre todos los años, como el día aniversario en que se levantó la voz de la Independencia y nuestra santa Libertad comenzó, pues en ese día fue en el que se desplegaron los labios de la Nación para reclamar sus derechos con espada en mano para ser oída; recordando siempre el mérito del grande héroe, el señor Don Miguel Hidalgo”.