¿Brigadas Tradicionales?


Guardia 4

En octubre de 2007 se llevó a cabo la Reunión Continental de los Pueblos Indios aquí en Vícam. Entre los visitantes, vino una organización llamada Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de Guerrero. En esa ocasión, un representante de la coordinadora y el entonces gobernador yaqui del otro lado de la vía tuvieron un diálogo sobre la justicia comunitaria reproducido en un volumen editado por la Universidad Autónoma Metropolitana titulado “Otras geografías. Experiencias de autonomía indígena en México”. De gran interés resulta lo que entonces dijo el gobernador yaqui:

“Si alguien comete un delito grave, lo atrapa la Brigada Tradicional. Pero en estos casos se transfieren los delincuentes al ministerio público ya que la autoridad tradicional no tenemos competencia para resolverlos”.

 Lo que se puede ver aquí en Vícam es que nunca esa llamada brigada tradicional ha atrapado a ningún delincuente. Esa llamada brigada tradicional es el grupo de chamacos que traen para detener obras, tomar la comisaría e intimidar a los pobladores de Vícam.

Guardia 3 

“La comisaría municipal aquí está bajo resguardo de la autoridad tradicional. Pensamos que el pueblo es nuestro y entonces está tomada la comisaría municipal, y nosotros tenemos la propuesta de que queremos que estén haciendo la función de la comisaría, y allí están… A raíz de eso, la relación de nuestra autoridad con el Ayuntamiento está muy fría.”

Guardia 1

Los habitantes de Vícam, ese pueblo que ellos reclaman como suyo, se preguntan ¿Y qué les impide ejercer la función de la comisaría? Hay muchas cosas que se pueden hacer sin necesidad de contar con la anuencia de las autoridades municipales. Por ejemplo, que ese cuerpo que ellos llaman brigada tradicional sea realmente una brigada que proteja a la gente, yoris y yaquis, y que patrullara las calles por la noche para disuadir a los delincuentes. Para hacer eso no se necesita carro porque se podrían formar grupos pequeños que patrullen por secciones comunicados por celulares. Otra cosa que podrían hacer es rehabilitar la cárcel para meter allí a los delincuentes en lo que la policía estatal llega por ellos. Otra más: rescatar los espacios públicos de la ocupación particular, señaladamente el caso de la plaza y del área destinada a las banquetas.

 No, si queriendo se pueden hacer cosas…