“No se pare en Vícam porque allí asaltan”


Federales en Vícam

Federales en Vícam

No tenemos ni la menor idea de quién sea el jefe de la policía federal en Sonora, pero sea quien sea le mandamos el siguiente recado: la base de Tepic, Nayarit, de una empresa de trasporte de carga (cuyo nombre omitimos para no hacer publicidad y porque ese es un dato irrelevante) luce un gran letrero que denigra a Vícam, nuestro pueblo. No es que el letrero diga una mentira, sino que lo que nos sorprende es que usted en lo personal, y la corporación que usted dirige en lo general, incumplan con su función primordial, esa que con tanto orgullo presumen en su página de internet (www.ssp.gob.mx) en la que dicen, ni más ni menos, lo siguiente:

“La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) es la dependencia de la Administración Pública Federal que tiene por objeto preservar la libertad, el orden y la paz públicos; así como salvaguardar la integridad y derechos de las personas a través de la prevención en la comisión de delitos”.

Pues ni más ni menos: salvaguardar nuestra integridad y derechos y cheque usted esto: “prevenir la comisión de delitos”.

El pasado viernes 2 de julio, esta redacción fue a Pótam a cumplir con un compromiso del orden privado y de regreso nos encontramos un retén de la policía federal (de esos que están prohibidos porque luego son usados por los delincuentes para secuestrar) formado por unas cinco patrullas y unos 12 policías. Estaban, ni más ni menos, que estorbando el tránsito y molestando a la gente. Por ejemplo, le estaban bajando hasta las bicicletas a un paisano con placas de California que llevaba hasta una lavadora usada.

Desde luego que uno se pregunta por qué pierden el tiempo en lugar de atacar los verdaderos problemas.

¿Qué dice el letrero de Tepic? Dice así: “Se les indica a los señores choferes que eviten pararse en el pueblo de Vícam, Sonora, porque allí es muy peligroso y los transportes son asaltados con frecuencia”.  

      ¿A poco deveras, señor delegado de la SSP, no sabe usted quiénes son los rateros, los vendedores de droga, los compradores de robado y los malvivientes en general que han hecho de este pueblo un refugio del crimen organizado y desorganizado, con la complacencia de todas las policías allí estacionadas?

Porque si no lo sabe, entonces no sabemos qué hacen usted y su gente en ese puesto (allí se necesita gente competente). Y si lo sabe, entonces tampoco sabemos qué hace usted y su gente en esos puestos (allí se necesita gente honesta y responsable).