USA: Una mirada desde adentro


Arizona 1

Moisés Green Hernández

El Círculo de Vícam publicará en el Número 36 de mayo este reportaje enviado por Moisés Green desde Arizona con motivo de la aprobación y promulgación de la ley antimigrante en ese estado. Por la importancia del tema, adelantamos aquí este trabajo.

 Hola estimados lectores del Vícam Switch. Un saludo a la gente de Vícam, me recuerden o no, y un fuerte abrazo a mis amigos esperando volver a verlos un día y saborear unas ricas caguamas con ese sabor inigualable que tienen en Vícam.

 A sugerencia de mi amigo Teco me atrevo a escribir estas líneas sobre  lo que está pasando en los Estados Unidos y especialmente en Arizona, un tema que a muchos nos debe importar porque en México somos pocos los que no tenemos un familiar o un amigo ilegal en USA.

Recientemente, el viernes 23 de abril, se aprobó en Arizona  la ley más dura, inconstitucional y racista de los últimos años en contra de los indocumentados. La ley criminaliza la migración indocumentada. Por el simple hecho de pisar o transitar por Arizona se está violando la ley, lo que viola los derechos civiles de todo individuo, sea ciudadano americano residente o ilegal.

La mencionada ley (llamada BS 1070) autoriza a cualquier policía municipal (acá se les llama de la ciudad) a solicitar papeles que demuestren el estatus legal de cualquier persona y todos están obligados a traer consigo documentos migratorios; además, criminaliza a cualquier persona que ayude o albergue en su casa, que traslade en su auto y le proporcione trabajo a un indocumentado.

Igualmente, criminaliza a los agentes del orden, funcionarios públicos y alcaldes que no hagan cumplir la ley migratoria, así como a vecinos que, con conocimiento de causa, no denuncien a un indocumentado.

Arizona 2

No es difícil imaginarse el impacto que dicha ley causará (aparte del temor colectivo que ocasiona) en la desgastada economía de Arizona. De por sí, la economía del estado está entre los últimos cuatro lugares de la nació en cuanto a desempeño para recuperarse de la crisis, con esta ley se hundirá aun más ya que muchos empleadores que aun contratan ilegales tendrán que prescindir de ellos. Esto afectará directamente los negocios porque hay muchas actividades que tradicionalmente realizan los migrantes.

Otro de los efectos negativos será sobre los sectores inmobiliario y automotriz ya que los que están pagando casas, carros y otros bienes adquiridos mediante créditos dejarán de pagarlos por la misma falta de trabajo  y porque qué sentido tiene estar pagando algo  que no sabes en qué momento lo puedes perder. Vale más dejar de pagar y mientras que se sigue el juicio ahorrar el ese dinero para afrontar la eventualidad de migrar a otro estado o regresar a México.

Pero no todo es malo para los migrantes. Desde mi punto de vista la emisión de la ley por parte de la gobernadora Jan Brewer trae algo muy bueno porque saca de la congeladora el debate sobre la reforma migratoria. Tal vez esta ley haga lo que el Presidente Obama no ha podido hacer: cumplir la promesa que hizo en su campaña acerca de enviar al Congreso la reforma migratoria en los primeros 100 días de su gobierno. Se suponía que teniendo mayoría demócrata no iba a ser difícil que se aprobara esa reforma, pero no ha sido así.

Arizona 4

Antes del 23 de abril la reforma migratoria estaba olvidada en Washington. Ahora gracias al Senador Piarce Rossell y al Representante Montenegro (y sus seguidores) que han explotado y alimentado el odio racial hacia los mexicanos, todo en aras de alimentar su capital político; gracias al exceso de exhibicionismo del Sheriff Joe Arpaio, y gracias al Fiscal Andrew Thomas  se vuelve a revivir el debate sobre la reforma. Ahora, después de haberse pasado la ley, el tema ha pasado al primer punto de discusión a nivel nacional e incluso ya hay fecha para reabrir el debate en el Congreso.

Arizona 3

Sólo hay que esperar, pero no con los brazos cruzados sino trabajando todos juntos. Hay que lograr la participación coordinada de congresistas, lideres, representantes locales, ciudadanos, residentes y nosotros, los ilegales. ¿Cómo se puede dar esa participación? Hay una y mil formas: presionar a nuestros familiares que pueden votar para que llamen a sus congresistas  para exigirles y condicionarles su futuro apoyo; llamar nosotros mismos a los representantes para presionarlos y acudir a las manifestaciones  y asambleas.

Se debe tomar conciencia de que nadie nos va a regalar nada y que tenemos que luchar por ello. Creo que no hay que alarmarnos, sino luchar para que en este periodo de espera de 90 días (tiempo en que entrará en vigor la ley) sea rechazada por la Corte Suprema  por atentar contra las garantías de los ciudadanos y por estar por encima de las leyes federales.

Arizona 5

Los radicales antiinmigrantes sólo nos habrán hecho el favor de acelerar el debate y, como consecuencia, la posible aprobación de la reforma migratoria. Arizona será el parámetro nacional para que otros estados vean las consecuencias de querer implementar leyes irracionales  que solo buscan denigrarnos y humillarnos. Con esa ley se verán claramente los costos de no valorar nuestra fuerza laboral, nuestra aportación económica y nuestra contribución cultural.

Con lo que viene para Arizona se entenderá que sólo buscamos  integrarnos dignamente a esta sociedad compuesta precisamente de inmigrantes. Tal vez algunos paguemos las consecuencias (espero que seamos pocos) pero al final muchos lograremos por fin trabajar  y vivir en paz por el bienestar de nuestras familias.