Mueren 1.8 millones de niños cada año por agua contaminada: PNUMA


Como ya lo reportamos en la edición impresa de este periódico, en las comunidades yaquis muchas personas consumen agua contaminada con agroquímicos, lo que ha dado como resultado una alta incidencia de cáncer des estómago. Hemos dicho también que en Pótam el agua que se bebe está también contaminada con heces fecales y con arsénico. Por eso consideramos importante esta nota hoy que es el día internacional del agua. Además, muy oportuno ahora que el agua es el centro de todos los debates sonorenses.

 

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente señaló que más de 2 mil 500 millones de personas carecen de un sistema adecuado de saneamiento del líquido.

Notimex
Publicado: 22/03/2010 12:54

Ginebra. El titular del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Zafar Adeel, alertó que 1.8 millones de niños menores de cinco años mueren al año, es decir un niño cada 20 segundos, por enfermedades relacionadas a la contaminación del agua.

En un discurso pronunciado en Nairobi, Kenia, con motivo del lanzamiento de un informe realizado por el organismo con motivo del Día Mundial del Agua, que se celebra este lunes, Adeel advirtió que más gente muere como agua contaminada que por la violencia o guerras.

Según el informe, distribuido en esta capital por el organismo de la ONU tras su presentación oficial en Kenia, más de dos mil 500 millones de personas en el mundo carecen de un sistema adecuado de saneamiento de agua.

Cada año se arroja a los mares y ríos el equivalente al peso de la población mundial, es decir lo que pesan siete mil millones de personas, por lo que Adeel alertó que es necesario que la comunidad mundial tome medidas para mejorar la calidad del agua en el planeta.

“Más de la mitad de las camas de hospital disponibles en mundo son ocupadas por personas que sufren enfermedades relacionadas al agua contaminada, alertó el informe del PNUMA.

El documento destacó que alrededor del 90.0 por ciento de todas las aguas residuales en países en desarrollo se vierten sin tratar directamente a ríos, lagos o los océanos.

Dichos vertidos, son parte importante de la razón del aumento de zonas muertas des-oxigenadas en los mares de los países en desarrollo y últimamente también en los océanos de países desarrollados.

En la actualidad se estima que 245 mil kilómetros cuadrados de los ecosistemas marinos se ven afectados con los impactos de la pesca, el sustento y la cadena alimentaria.

Las emisiones de metano de aguas residuales, un potente gas de efecto invernadero y otro denominado óxido nitroso aumentaron en 50.0 por ciento y 25.0 por ciento, respectivamente, entre 1990 y 2020.

“Esta es la situación hoy, así que ¿qué hay de mañana y el día después?, cuestionó Adeel en el marco de una conferencia internacional de Nairobi con motivo del Día Mundial del Agua.

En algunas naciones en desarrollo entre el 50.0 y 60.0 por ciento del agua tratada se pierde por fugas y se estima que a nivel mundial en promedio se pierde 35.0 por ciento del líquido por esta razón.

Según algunas estimaciones si se ahorrara tan solo la mitad de esta cantidad de agua serían suficiente para abastecer a 90 millones de personas sin mayor inversión.

Ya la mitad de la población mundial vive en ciudades, la mayoría de los cuales tienen una infraestructura inadecuada y carecen de los recursos para abordar la gestión de las aguas residuales de una manera eficiente y sostenible, apuntó.

La respuesta al problema del agua debe forjarse desde un enfoque de sistemas que haga que todos los sectores de la economía, desde los hogares, una granja, las ciudades, la industria y el gobierno se orienten a su resolución.

Una inversión de 15 mil millones de dólares al año para cumplir el Objetivo del Milenio de reducir a la mitad el número de personas sin acceso sostenible al agua potable y saneamiento para 2015, podría generar beneficios por 38 mil millones dólares globales al año.

Una inversión de 20 mil millones de dólares en tecnologías de bajo costo para el agua como el riego por goteo y bombas de pedal podría sacar a 100 millones de familias campesinas de la pobreza extrema, indicó el PNUMA en el Día Mundial del Agua.