Los devastadores efectos del Crystal


El cristal es una metanfetamina, droga química de fabricación casera muy barata y de fácil disponibilidad. Puede inhalarse, ingerirse, inyectarse o fumarse. Es la droga más popular porque es de las más baratas. Se fabrica con la basura de la cocaína y tiene muchos y letales ingredientes químicos, entre otros veneno para ratas y arsénicos.   

Produce una sensación de bienestar y vitalidad impresionante, da energía, quita la fatiga y sueño, se olvidan los problemas, hace sentirse feliz, quita el sueño, vuelve hiperactivo e incluso proporciona deseo sexual (lo cual es un riesgo para menores que conviven con adictos a esta droga). Su efecto es más duradero que el de otras drogas, pues se prolonga hasta 8 horas. Sin embargo, tiene un alto costo en el cuerpo y la mente.

Efectos en el cuerpo:
Causa una gran resequedad de la boca, una sed insaciable;  labios partidos, pérdida de dientes si el consumo se prolonga en el tiempo, caída de pelo (ya sea por sí mismo o porque el adicto se lo arranca por la ansiedad), llagas en la piel, incrementa peligrosamente la temperatura corporal causando abundante sudoración, envejecimiento por la falta de sueño, reduce los niveles de calcio lo que produce dolor en los huesos y dolores de cabeza, quita el apetito y causa adelgazamiento, se incrementa el ritmo cardiaco (lo que puede causar un ataque cardiaco), causa paranoias como la desconfianza en todo el mundo (hasta en la familia y amigos), a la larga produce daño psicologico y cerebral.

 

Efectos mentales:
El adicto causa constantes dramas y conflictos con la gente que quiere y que lo quiere, cree que todos conspiran contra él, impide que la concentración en la escuela o en el trabajo, se vuelven egoístas y sólo piensan en sí mismos.