Jacinta


Jacinta Francisco Marcial

Hace meses publicamos aquí lo que toda la prensa mexicana publicó: que Jacinta Franciasco, india de Querétaro, había sido encarcelada por secuestrar a cinco fornidos policías federales. Nos sorprendió que una mujer físicamente frágil pudiera agarrar a cinco de esos personajes que no se caracterizan por sus buenos modales, fuertemente armados y entrenados para el combate. O se estaba cometiendo una más de las muchas injusticias que se cometen en México o con razón los ciudadanios estamos tan inermes ante el crimen si tenemos una policía tan frágil.

La presión social, la ferrea voluntad de sus dwefensores (los del Grupo de Derechos Humanos Pro Juárez), una chispa de inteligencia en algún juez y la entereza de una india nada débil hiciron que esta semana Jacinta saliera libre. Dice Jacinta que ahora salió de la carcel más fortalecida y con muchas ganas de no dejarse de nadie. Imagínense ustedes de lo que ahora es capaz. Le recomendamos a los supremos gobiernos de todos los niveles, de todos los poderes y de todas las tendencias a pensarlo dos veces antes de meterse con ella.

Jacinta, si por casualidad llegaras a toparte con esta versión en linea del periódico Vícam Switch, queremos que sepas que nos congratulamos de tu liberación, de tu acrecentada fortaleza, de tu claridad sobre los problemas sociales y TE MANDAMOS UN ABRAZO. ¡Felicidades!