La torcida justicia mexicana. El caso de Jacinta Francisco Marcial


jacinta2

Jacinta Francisco Marcial fue detenida el 26 de merzo de 2006 acusada del secuestro de seis policías federales. Ella es indígena Ñahñú del estado de Querétaro. Los policías fueron agredidos por los loctararios de un mercado y al final buscaron no quién la debía, ino quién la pagaba. Parece increíble que seis individuos, suponemos que nada enclenques, fuertemente armados y con los moditos que tienen los cuicos en este país, se dejaran secuestrar por una mujer. El caso es que de allí todo fue como en la novela   El Proceso, de Kafka: la acusada nunca supo cómo estuvo la movida para meterla 21 años en la cárcel. No se puede dejar de pensar en hechos como este cuando una bola de pendejos, los del negocito verde, están proponiendo la pena de muerte. ¿Se imagina usted la cantidad de venganzas en la que incurrían policías, ministerios públicos, jueces, magistrados y políticos en general? Queremos dar a conocer esta perla de la torcida justicia mexicana porque en las comunidades yaquis hay mucha gente que reune los tres delitos más importantes en este país racista: ser indio, mujer y pobre.